Portabebes Abrazarte

A un beso de distancia

Los enemigos de “La Buena Crianza”


Hoy publicamos este articulo escrito por nuestra colega Ana Maria Constain, quien nos habla de los diferentes tipos de crianza, y la importancia de respetar los modus operandi de todas las familias, y cada una en su particularidad, sea cuales sean las opciones que tomen para criar a sus hijos. Hablando siempre de respeto, conexión y comunicación con nuestros hijos. Siempre dispuestos a aprender y humildes para reconocer nuestros errores, una visión más de alguien que cría basada en el respeto, y por sus circunstancias no pudo lactar, y ve en la sociedad un ojo critico frente a este aspecto.

Les dejo aca el link del articulo original

Los enemigos de la “Buena Crianza”

Por Ana María Constaín

Apoyo completamente la lactancia materna. Y valoro muchísimo la labor de tantas personas que están haciendo esfuerzos por fomentarla.
Aún así no pude amamantar a Eloísa. Y sí que lo intenté.
Con ella en brazos tuve algo claro: La lactancia no es fácil.  Al menos no para todas las mujeres. Por qué, para mí  es un misterio. Creía antes que era un proceso natural y simple. Pero en el día a día veo que no es así. Tengo algunas sospechas que apuntan a nuestra cultura, ritmo de vida, desconexión con el cuerpo, intolerancia al dolor entre otras. Sin embargo no me extenderé en eso porque este no es un artículo sobre lactancia.
Sí, apoyo completamente la lactancia materna. ¿Pero que pasa cuando no se puede?
En lo personal aún me duele mucho cuando oigo a alguien decir: “Si no le dio teta es porque en el fondo no quería.”
Para mí fue realmente difícil aceptar que Eloísa sería una niña de tetero. Me había informado tanto en la importancia de la lactancia que todos esos argumentos se me vinieron en contra a la hora de abrir un tarro de leche. ¿Podré tener un buen vínculo con ella? ¿Será una niña enferma? .. la lista es bastante larga. A eso le agrego mi frustración y profundo dolor por “no ser capaz”. Porque se supone que el que quiere puede. Inmersa en la búsqueda de razones, mirándome a mi, mirándola a ella, leyendo y oyendo consejos, intentando todo lo que me fue posible, finalmente me entregué a la realidad que estaba frente a mi: No iba a amamantar.
¿Fue rendirme? No lo sé. En ese momento empezó a ser más importante para mí la relación con la bebé que añoraba contacto, que la relación con el sacaleches y la idea de la lactancia fluida y perfecta. Esa batalla me consumía y no me quedaba energía para disfrutar de la maternidad.
Mi desprecio a las “grandes industrias fabricantes de leche que se enriquecen acabando con la lactancia”,  se convirtió en agradecimiento.
Sí,  gracias a todos aquellos productos de la industria moderna, teteros, pañales, esterilizadores, chupos y demás que me facilitaron la vida para hacerme cargo de lo que era realmente importante: Eloísa.
¿Qué sin ellos habría insistido más y finalmente amamantado? Puede ser. O no.
De todas maneras esta experiencia me hizo darme cuenta una vez más de cuánto juzgamos. Señalamos. Lo bueno y lo malo.
Porque la leche de tarro es sólo una de las tantas cosas que en determinado momento satanizamos.
Los enemigos de la “buena crianza”.
La lista es enorme: el tetero, la televisión, la carne roja, la cuna, el coche, el chupo, los antibióticos, la tecnología, la ciudad … Todos tenemos nuestra lista propia.
El problema no es la existencia de estos “enemigos”, sino lo que hacemos con ellos. Porque en nuestra falta de consciencia abusamos de cosas externas para no hacernos cargo. Llenamos vacíos con televisión, dormimos síntomas con medicina, callamos abandonos con chupos. Nos distraemos. Y lo hacemos de muchas maneras, aunque a veces creamos que por deshacernos de nuestros enemigos somos mejores personas. Meditar también puede ser un escape.
Dar teta no es garantía de vínculo.
Ni lo es llenarnos de verdades por más nobles que sean (o nos parezcan).
En mi desencuentro con la lactancia me di cuenta que al final lo más importante no es la forma y que tales enemigos pueden también ser aliados.
Hoy para mí, no hay una “buena crianza” como tal. O una lista de cosas que hacen los “buenos padres”.  Tal vez, hay más o menos capacidad para mirarnos a nosotros mismos. Para criar más desde nuestro ser esencial y menos desde nuestro ego. Más desde nuestro amor y menos desde nuestras carencias y heridas. Más desde nuestra conciencia.
______________________________________________________________________
Para Abrazarte ha sido una novedad publicar este tema, por que fomentamos la lactancia materna, brindamos toda la información necesaria para romper mitos, apoyar a las mamás, apoyarlas en sus lactancias, y favorecer que se puedan desarrollar, por encima de todo. Sin embargo, sabemos que tenemos muchas lectoras que por muchos motivos y circunstancias diferentes no pudieron lactar a sus hijos, a veces falta de información, muchas veces la presión del medio y la sociedad que siempre te esta diciendo que vas por el camino equivocado que te hace perder la confianza, te llena de miedo y algunas veces de justificaciones; algunas por que libremente así lo deciden, y mil y una mas razones mas. Que son de peso para cada mamá, que queriéndolo o no deben vivir con ello, aceptarlo para ir mas ligeras de equipaje, o quedarse en el remordimiento, la culpa y la frustración… eso es decisión consciente de cada mamá. Es genial que existan cosas que puedan suplir nuestras necesidades en caso de realmente necesitarlas, como lo es la leche de tarro. Pero cuando me llega una mamá con una bebé de mes y medio y me dice que la enfermera en el hospital le dijo desde el primer día que tenia que alimentarla y complementarle el pecho con leche de tarro… y la bebé, obviamente prefiere el tetero, ya que le resulta mas fácil, no ha desarrollado la succión y la producción de la mamita esta bajando considerablemente, ahí, en ese momento, digo, pienso y siento, que SE DEBE SEGUIR FOMENTANDO LA LACTANCIA MATERNA EN TODA SU EXTENSIÓN, sin culpar a las madres pero si condenando a una sociedad que en la mayoría de los casos, dañan completamente un proceso tan natural como la lactancia, a propósito y muchas veces con intensión. Aquí hay mucha tela que cortar en Pro de la lactancia materna, pero siempre la madre debe ser protegida, en sus decisiones o en sus circunstancias particulares de éxito o fracaso con la lactancia. Abrazarte. A un beso de distancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23 febrero 2012 por en Portabebes.

Suscribete a nuestros boletines quincenales

Pincha aqui

Dudas en la Crianza? Busca en nuestra casilla de busqueda, sobre el tema que te inquieta con respecto a embarazo, parto y crianza respetuosa, si no lo tenemos, escribenos a portabebes.abrazarte@gmail.com o dejanos un comentario en cualquiera de nuestras entradas. Que disfrutes tu visita por nuestra web !!!

Puntos de Venta

COLOMBIA

Contacta directamente en Bogota con Mariana Puerta (Chapinero) al teléfono 3138841607

Ella te atiende con cita previa, te guía en el uso de tu portabebés y allí mismo puedes comprarlo.

Visita nuestra tienda online www.abrazarte.co y compra allí directamente.

Gracias

Puedes cancelar desde tu hogar por

Logotipo de Pago estándar
A %d blogueros les gusta esto: