Portabebes Abrazarte

A un beso de distancia

Por que llevo a mi bebé en Brazos “Mi Testimonio”


Varias veces al año nos gusta regalar portabebés, este octubre decidimos que nos compartieran los padres, las madres, las familias y los bebés y niñ@s, sus experiencias con el porteo (llevar en portabebés) con nosotros y las demás familias que nos leen.

Recopilamos hoy, los testimonios de mamás, papás y familias que llevan a sus bebés en brazos y en portabebés ergonómicos y quieren compartir sus vivencias con otros padres, contar sus aventuras, las ventajas y las dificultades que han tenido al llevar a sus bebés de esta manera.

Mil Gracias a todos por participar, sepan que tienen el 20% de descuento en todos nuestros portabebés (no acumulable con otros descuentos) valido hasta el 31 de diciembre comprando directamente con nosotros en la pagina web, no incluye distribuidores.

Empezamos con Veronica Gonzalez Rojas

Llegué al mundo del porteo por pura casualidad, pero fue uno de los momentos más afortunados de mi vida, quien podría creer que por escribir la frase “como envolver a un bebé” en youtube se me abría la puerta a un mundo lleno de posibilidades, a un mundo de mimos, caricias, abrazos, besos y leche de mamá, a una forma de llevar a mi bebé en la que él estaba incluido en mi vida y no era un objeto extraño arrastrado en un carrito a una distancia prudencial cual carrito de mercado, un mundo que me ha llenado de satisfacción y amor y que me ha ayudado a darle a mi bebé lo mejor de mi!

Llevar a mi bebé en portabebé nos ha llenado de felicidad, es la delicia en nuestro circulo cercano, todos comentan lo feliz y seguro que se ve mi bebé cuando está abrazado sobre mi pecho, la gente me pregunta cosas sobre portabebés, todos nos dan una sonrisa amable y cariñosa cuando nos ven caminando por la calle y escuchan nuestras risas y canciones.

El porteo nos da la felicidad de estar juntos y de llevar a mi bebé a un besito de distancia

___________________________________________________________________

Ahora Salima Cure, desde Italia.

Mi experiencia con el portabebé

Camino con Romina, que lleva a Jacobo bien acomodadito en su portabebé. También mi hijo, Martino, va abrazadito a mi. Pasamos por una calle del pueblo donde vivo en Italia y afuera del local donde venden vinos locales, un señor que estaba allí sentado nos dijo, queriendo ser ofensivo, que parecemos a las negras que llevan a sus hijos colgando. Inicialmente callamos, luego con mucha tranquilidad le respondimos, gracias por el cumplido, es bueno parecernos a ellas que con tanta gracia llevan a sus hijos ceñidos a sus cuerpos. Es bueno parecerse a mujeres que con tanto aliento comparten su diario vivir con sus pequeños cerca, las he visto en Bolivia que por calles empinadas iban con sus bebés envueltos en mantas tejidas, las he visto en el Amazonas en los caminos que van a la chagra, las he visto en telas coloradas, tal vez del Senegal, andando por las calles de Roma. Reivindico esto cuando llevo a Martino en el portabebé, porque no lo acojo como una moda, sino como un saber antiguo, una bella tradición que nos enseña mucho sobre cómo en la actualidad se vive la maternidad, con tanta medicalización, formulas frías y productos infantiles confeccionados, y con tan poco apego y desenvoltura. Antes de nacer como mamá, mi imaginario sobre este mágico proceso estaba contaminado de ideas como la de: se malacostumbra a los bebés teniéndolos tanto tiempo en brazos, hay que habituarlos a estar solos en sus cochecitos y cunas para estimular su autonomía, hay que dejarlos llorar para que aprendan a consolarse solos y porque la vida es dura. Afortunadamente, durante el embarazo me acompañé de buenas lecturas, Gutman y González a la cabeza, y encontré distintas paginas web de asociaciones y organizaciones que como Abrazarte promueven otros tipos de crianza donde el apego, la confianza, el amor, el calorcito corporal son los puntos cardinales. Con la llegada de Martino me he despojado de preconceptos, de miedos, siento que he renacido y tenerlo la mayor parte del tiempo junto a mi me devuelve esa fuerza que sentía cuando él estaba en mi vientre. Admito que la primera vez que lo metí en el portabebé, teniendo él 15 días, me asuste, no me sentía segura, y las miradas de asombro de las personas que encontraba por la calle al ver como lo llevaba no me ayudaban cierto a sentir confianza. Pero con el uso constante, incluyendo el que también hace mi esposo, y experimentando los beneficios en Martino y en mi, la inseguridad paso. Ahora cuando camino por las calles, en medio a los carros y a los ruidos, o en medio al campo, lo abrazo fuerte y siento que él está tranquilo, y yo con él, le hablo y le explico que es cada cosa, cada sonido, cada olor. Muchas veces sucede que se duerme tranquilamente con el sonido de mi corazón como música de fondo. Veo que está más atento a las cosas, puede mirar a las personas que encontramos a la misma altura, descubre el mundo en modo más activo que cuando lo llevo en el cochecito, que pocas veces uso porque siento que ahí su vivencia es solitaria y desigual dado que está obligado a observar todo de abajo hacia arriba. Crecer a Martino llevándolo en el portabebé, en medio de miradas que critican, o que se entusiasman con tu decisión, es además estimulante, es una forma de abrir un diálogo a prácticas diversas de ser padres y de vivir la genitorialidad, soy feliz porque mi hijo ya vive la belleza de la diferencia, fuera de cánones establecidos y publicidades que inundan nuestro modo de vivir. Que viva el porteo.

___________________________________________________________________

Antonio Cacio

Martino pegadito a mi

Martino a veces se cansa de estar en casa y me lo hace entender con sus agudos gritos, ha llegado la hora de la curiosidad y de la exploración del mundo, una buena ocasión para mi y mi bella compañera Salima, para hacer un paseo. Propongo siempre de llevarlo yo, y cuando nuestro niño ve que me pongo el tejido color vino tinto, veo que sus ojos se iluminan. En el pequeño pueblo donde vivimos somos los únicos a llevar nuestro bebé cerca del corazón, al inicio las personas nos veían como gente extraña, todos los demás llevan a sus hijos en los cochecitos. Cuando hablo con un colega papá no dudo en expresarle la bella sensación de tener el propio hijo pegado al pecho. En los paseos a veces nos sentimos observados con sorpresa y no siempre es fácil tener que justificar o defender una decisión, pero éste también es un modo de decirle a los nuevos padres que se pueden tomar decisiones autónomas lejos de los condicionamientos sociales. En tanto, Martino, aprende a mirar las personas directamente en los ojos, sin necesidad de mirar de abajo hacia arriba, estoy seguro que esto le da seguridad. Andando por el centro histórico de la ciudad de L’Aquila recibo a veces sonrisas de aprecio. No puedo negar que me siento orgulloso de hacer notar el afecto que nos tiene unidos cuando caminamos, con mi pequeño abrazado a mi y mi esposa de la mano, nos damos fuerza y energía uno al otro. Vagando por el campo, donde se encuentran pocas personas, Martino y yo, juntos, seguimos con los ojos el vuelo de un pájaro, las hojas que vibran con el viento, el perfume de la tierra trabajada. Avanzamos en silencio atrapados por las mismas emociones, pruebo a imaginar el mundo a través de sus ojos, mientras él lo camina con mis pies. Con frecuencia sucede que se duerme, apoyándose dulcemente en mi corazón, y mientras él sueña y reelabora las informaciones y las experiencias, yo miro adelante y pienso, proyecto el futuro, que, desde que él llegó, me parece un enorme terreno listo para ser cultivado y del que él probablemente recogerá frutos. Ser padres es bello, pero también fatigoso, es necesario meterse en discusión, hacerse preguntas que antes no se habían hecho y es en él, que se podrá encontrar la clave a las respuestas, todo depende de cuanto estamos cerca.

___________________________________________________________________

Marcela Rosero

Mi testimonio con los portabebés es muy especial…

ser mamá me llenaba de muchas expectativas, pero a veces las cosas

no salen como uno quisiera… como mamá primípara cometí muchos errores

que me hicieron sentir decepcionada y frustrada… usar un portabebé y poder

sentir a mi bebé cerquita sirvió no sólo para que él fuera más felíz, sino

para que yo fuera más felíz también… sentirlo pegadito a mi

es un sentimiento que sólo una mamá puede entender, es algo que no se puede expresar

con palabras… es simplemente maravilloso!

___________________________________________________________________

Jenifer Páez

Despues de tres embarazos perdidos y un tratamiento para fertilidad apareció la panza de Lukas, no nos emocionamos porque las perdidas anteriores fueron muy tristes; pero cuando pasamos la fecha de peligro todo cambió…Quuisimos para nuestro bebé todo lo mejor que podiamos darle, cuando tenia 5 meses era posible que tuviara displaxia y gracias a Dios todo fue bien. Conocimos a Abrazarte portabebes porque fue un regalo de su tia (antes teniamos un cargador normal) con el cargador abrazarte todo fue perfecto estamos seguros siempre que lo llevamos a las caminatas porque va muy cómodo y felíz descubriendo y señalando todo los animales y cosas que ve, además si se queda dormido está igual de cómodo… en el aeropuerto no tienes que encartarte con el coche, jeje es super. Estamos felices de tener a Lukas en casa y un cargador que nos permita tenerlo seguro a un beso de distancia, donde el siempre es mas felíz ala hora de explorar. Lukas ha sido el motor de la familia, lo amamos inmensamente, es un roba corazones de 18 meses muy guapo y coqueto.

___________________________________________________________________

Gloria Bueno Sandoval

Orgullosa mamá de Alejandro Gutiérrez Bueno

Por fin siendo las 9:56 de la noche escuche por primera vez su voz,

una voz que se enraizaría en mi corazón como ningún otro sonido lo

había hecho antes. Mi primer hijo, mi segundo amor, un suspiro cada

vez que pronuncio su nombre… Alejandro. Poco a poco Alejandro y yo

empezamos a experimentar la cercanía, esa misma que el fular

patrocinaba. Además de la belleza de un bebé, la extraña tela que lo

cubría llamaba la atención de propios y curiosos, ya fuera en el

parque del Valle de San José, las calles de Bucaramanga, el Zoológico

de Cali o en el Aeropuerto. Sin duda, nadie entendería lo hermoso y

único que es tener al ser que más amas pegado a tu cuerpo, solo lo

harán cuando tengan un hijo y vean que hermoso es sentirlo cerca

gracias a un fular.

___________________________________________________________________

Carolina Gonzalez

Quiero compartir con ustedes, mi nena a los 3 meses fue diagnosticada con displacia de cadera y le colocaron la férula, y la madrina se entero de Abrazarte por Internet me los recomendó que fabricaban cargadores especiales para mi nenita, compramos un cargador espectacular que le ha servido mucho para su cadera, ademas de ser muy cómodo para ella y para mi, lo llevamos para todos lados.

___________________________________________________________________

Beatriz Eugenia Prado

Al nacer mi pequeña, nacieron también una serie de sentimientos que hacias que quisiera tenerla lo mas cerca posible, por esto los primeros meses de mi beba, tratamos al máximo de llevarla en brazos, al salir, entre el papa y yo nos turnabamos cargarla a pesar de que teniamos un coche, este siempre terminaba siendo el que llevaba los paquetes y la pañalera.

Cuando mi beba fue creciendo empece a averiguar acerca de portabebes, cuando cumplio cuatro meses compre una bandolera, en la cual la porteaba acostadita, ya que no contaba con la madurez en su espaldita para llevarla de frente, a ella le fascino, ademas era muy facil amamantarla, a medida que fue creciendo ya probamos la postura de frente y hasta hoy, que tiene diez meses, la seguimos usando. Cuando cumplio cinco meses compre un mei tai, el cual tambien nos ha ayudado bastante, despues elabore mi propio mei tai, el cual hice en una tela fresca pero resistente, este nos ha servido bastante para salidas largas, sin embargo nada cambia nuestra bandolera.

De todo lo que he vivido con la maternidad creo que portear a mi chiquita ha sido una de las mejores decisiones, ya que he visto que se ve feliz al salir, siempre busca socializar y se emociona con lo que conoce, lo que no pasa cuando va en el paseador, que aunque cómodo la mantiene muy lejos del mundo que ella esta conociendo.

_____________________________________________________________________________________________________

Mi nombre es Ana Sofia Salazar… les envio mi experiencia en el arte del porteo

Flore nació de 32 semanas así que por obligación debíamos llevar a nuestra hija en brazos todo el tiempo. Durante esos primeros 40 días de porteo las 24 horas del día, el cansancio ni lo sentimos por la felicidad de la experiencia de estar cerca de ella y de saber que esa cercanía la hacía crecer y estar cada dia mas sana.

Flore tiene 2 meses y la sigo llevando “colgada” y seguiré haciéndolo hasta que mi corazón me diga que mi hija lo requiere porque nos sentiMOS mas seguros, porque realmente la llevo “A un beso de distancia”, porque estando tan cerca le puedo decir todo el tiempo cuanto la amo y puedo descifrar fácilmente sus necesidades.

La reacción de todas las personas que me ven cuando la llevo así es… Hay tan bonita una bebe canguro! Y yo les respondo… No, ella ya no es canguro simplemente disfrutaMOS del porteo y de la crianza en brazos.

Gracias por permitirnos participar de este concurso y por transmitirnos todas esta información a traves de su blog.

Abrazos.

______________________________________________________________________________________________________

Ginna Paola Soza

Desde que estaba en embarazo vi el tema del porteo en una revista de padres, intenté buscar en tiendas de productos para bebes y padres pero no encontré. Le comenté a mi pareja y le parecía algo no tan agradable, sin embargo seguí en mi búsqueda. Llegó el día de conocer a Esteban y no tenía mi portabebe, por lo cual, apenas pude, salí y compré la tela y lo confeccioné yo misma y en internet estuve viendo tutoriales de porteo en páginas extranjeras ya que no conocía a los fabricantes nacionales. Una vez que mi esposo probó la versatilidad y la comodidad de llevar a nuestro bebe a un beso de distancia, yo usaba el portabebé entre semana y el no se lo quitaba los fines de semana. El cochecito que nos habían obsequido, se quedó quietecito en un rincón, nuestra forma de compartir con nuestro hijo cambió para siempre. No fue fácil luchar contra tanto prejuicio y “consejos” que nos cuestionaban por llevar al bebe en brazos, pero primó siempre el saber que nuestro hijo y nosotros nos beneficiamos ampliamente con el porteo. Ahora estamos esperando a nuestro Juan, y por supuesto que en la lista de los elementos de primera necesidad está el portabebe es indispensable, queremos llevarlo encima desde su nacimiento hasta que queramos, ya que pudimos ver como benefició llevar a nuestro Esteban tan cerca nuestro cuando estuvo sano, cuando estuvo enfermito, cuando lo amamanté en privado y en público, cuando podía dormir sus siestas sin importar si estábamos fuera de casa o en el transporte público, y también nuestro tiempo y recursos fueron optimizados al tener las manos libres para seguir con muchas actividades sin descuidar un momento a nuestro nene. Siempre hay voces en contra o devaluando algo tan natural, pero nosotros seguimos apoyando la crianza natural…. amamos portear!!!!

_____________________________________________________________________________________________________

Catalina Castillo

Anita Catalinita, llegó el 6 de septiembre a nuestras vidas y varios meses antes de su llegada ya teníamos su fular gris clarito bien listo para llevarla a todas partes cerca a mi corazón… he visto videos, he ido a talleres, he practicado con muñecos para hacer todos los nudos que pueda… ya soy experta haciendo canguros y nudos cruzados, amamantarla en cunita, hacer mercado y bailar todas las tardes, preparar loncheras y hacer tareas con mi hijo mayor… todo a un besito de distancia (esa es la medida exacta para asegurarme que hice bien los nudos)

Lo más tierno es cómo pone sus manitas sobre mi pecho y queda dormidita con el movimiento mientas camino… puedo abrazarla, besarla, consentirla y sentir su seguridad.

______________________________________________________________________________________________________

Elizabeth Barrero

Mi primer hijo ya casi cumple los 4 añitos y con el empecé a utilizar los cargadores, no conocía mucho del tema así que en la lista de regalos para el shower, incluí uno que estaba en el almacén y me lo regalaron. Ahora se que no era ergonómico y muchas cosas más , pero en ese momento fue lo que tuve y lo que me sirvió. Manolito nació por cesárea de emergencia , antes de tiempo y nació bajito de peso, los 4 primeros días estuvo en incubadora en UCI, y fue una experiencia muy dura para su papito, para mi y para el. Así que cuando por fin lo dieron de alta, no quería separarme de el ni un momento, y en ese momento el cargador fue una bendición. Pasábamos mucho tiempo juntitos, sentir su calor y su corazón cerca de mi me hacia sentir muy feliz, y me daba la tranquilidad de saber que estaba bien. Al mes ya había recuperado su peso y estaba ya como debía estar. Yo no pude darle leche , pero si todo mi calor y mi amor constante, y ahora estoy segura que fue lo mejor que pude hacer.

Ahora tengo a mi 2a hijita, que ya va a cumplir los 6 meses y desde el principio usamos una bandolera o los brazos, ya que vivimos en tierra caliente y a veces el cargador nos acaloraba mucho a las 2. Ahora en una ciudad más pequeña, no fue siempre fácil, ver las caras de la gente cuando veian que la llevaba cargadita en la bandolera era raro, las personas sienten que tienen el derecho a opinar y eso me daba mucha rabia, una vez hasta un portero de un supermercado le dio por opinar….Me decían de todo, que era muy pequeñita para cargarla así, que se le iba a desviar la columna, que mejor usara un coche, etc…. Afortunadamente yo he estado siempre segura que es la mejor opción y no me deje influenciar por nadie. Tengo un cochecito, que también uso en ocasiones, pero hay momentos en que lo mejor sin duda es el cargador. Para ir al supermercado, para viajar en avión, para pasear en lugares donde no es fácil llevar un coche.

Definitivamente estoy 100% segura que lo mejor para nuestros hijos es llevarlos cerquita nuestro, que se sientan seguros, que nosotros podamos sentirlos, olerlos , verlos…

Mis 2 hijitos son lo mejor que me ha regalado la vida y siento que al cargarlos así, al educarlos dedicandoles la mayor parte de mi tiempo, les estoy dando el mejor regalo a ellos.

Un abrazo.

_______________________________________________________________________________________________________

Juliana Materón

Hace 7 años mi primer hijo llegó de improviso a mi vida y entró completamente a mi corazón. Lo tuve que dejar nueve meses por culpa de un desalmado cónsul que le negó su visa y a mi la oportunidad de estudiar con todo el entusiasmo con esa gran beca que me había ganado con tanto esfuerzo. Afortunadamente mi esposo y familia me apoyaron, pero por más que intenté llevarlo conmigo no pude…

Mi corazón quedó roto con esos meses separada de él, pero él a pesar de ser tan pequeño lo entendió todo y me entregó de nuevo su cariño al instante. ¡Fue muy duro! Ya no fue posible educarlo de la forma que yo quería, no vi sus primeros meses, sus primeros logros, sus primeros pasos y tenía ese vacío…Él no, afortunadamente. Es un niño feliz, tierno y muy inteligente, ¡un gran ser humano!

Ahora tiene un hermanito y esta vez la vida me dio la oportunidad de no separarme de él y poder completar esta experiencia. Le estamos dando todo el amor que podemos, inclusive su hermanito así lo hace.

Es increíble como llevarlo en su fular es como si nunca hubiera salido de mi. Inmediatamente nos conectamos y nos sentimos unidos. Su tranquilidad es indescriptible, se siente seguro, amado, sereno, alegre y ahora curioso. Cuando duerme se arrulla entre sueños y yo digo que está ronroneando, es una completa dulzura. A sus cuatro meses (hoy los cumple 🙂 ) ve todo a la altura de mamá y papá y disfruta mucho sus paseos, porque sabe que está seguro y no en un cochecito donde apenas si nos escucha hablar. Como le doy leche materna exclusivamente, el fular me ayuda a darle de una manera discreta y siento que lo tengo todo cuando salgo con él. No necesito coche, ni teteros, ni termo, ni baberos, ni formula separada en porciones, ni cobija por si le da frio en el coche, ni protector de lluvia. Solo pañal, pañitos, mudita y sombrilla.

En la calle la gente me mira extrañada, unos dicen que de pronto está enfermo (los escucho), otros miran extrañados como preguntándose que es esa cosa tan extraña, otros lo llaman cangurito, otros me miran con gran ternura y me abren paso como si fuera un gran tesoro y si, así lo es, es nuestro tesoro al igual que su hermanito mayor. Solo les digo que esta experiencia no se puede contar, se puede vivir…y hasta ahora ha sido nuestra mejor compra 🙂

______________________________________________________________________________________________________

Hola. Soy Patricia Garcia Aponte, tengo 36 años y voy a ser mamá por segunda vez, en febrero del próximo año.

Mi hija mayor tiene 12 años, me siento comenzando desde cero, mi experiencia como mamá ha sido preciosa. Cuando Isabelita nació fue, como lo ha sido hasta ahora, mi alegría más grande, sentirla cerquita, pegadita a mi, es lo mejor que puede pasar, (aunque ahora, ya casi me alcanza) sentir su presencia cerquita a mi no tiene nombre… Ahora esperamos un varoncito. Lo llamaremos José Alejandro y desde ya espero poder arruncharlo a mi, como lo hacia con Isabela.

Cuando supe de los portabebés abrazarte me encantaron, no solo porque se que el slogan “a un beso de distancia” se hace realidad y puedo darle “picoterapia”, como le decimos en casa, cuando yo quiera; sino porque, además, quiero demostrarle al papito que el portabebés también es para que él disfrute a nuestro bebe muy cerquita.

Dudas no tengo, pero si una curiosidad enorme. En la familia tenemos la probabilidad de que nuestro bebe nazca con osteogenesis y al consultarlo con mi Dr., me dice que desde que su cadera quede alineada correctamente no tendremos problemas y menos posibilidad de fracturas, eso es algo que me gusta mucho mas, porque un portabebé normal no nos daría esta tranquilidad, ya que veo que, aparte de tener la facilidad de mis manos libres y mi espalda descansada, mi bebecito estará cómodo y arrunchadito cerquita del corazón de su familia.

Gracias.

_______________________________________________________________________________________________________

Ricardo Andrés Meneses Ospina

De todo aquello que Cyril (mi hijo) ha necesitado, de todo aquello que mi esposa y yo hemos requerido para suplir necesidades en el acompañamiento de la crianza del nene, el fular ha sido el producto que mejor y completamente ha satisfecho la necesidad; esa necesidad mutua (bebe – padres) de acariciarle, hablarle o cantarle suave al oído, olernos, mimarlo, protegerle de las condiciones climáticas, arrullarle, acompañarle en su rápido aprender de asimilar el mundo que le rodea, mas sobre todo el que sea él quien nos pueda libremente acompañar a compartir nuestros quehaceres, nuestras aficiones como por ejemplo en el caso de nosotros, deportista aficionados, a practicar todo aquello que hoy le incentivamos y que el día de mañana el también, Dios quiera, practicara.

A donde vamos y por donde vamos, todo el mundo se detiene un momento, vaya a pie o en carro, para detallar, comentar a ellos mismos, a nosotros o a su acompañante sobre el como estamos llevando al bebe sobre todo el que sea yo, el padre, el hombre quien no lleva las maletas sino al bebe tan tiernamente. Eventualidad que me enorgullece no porque seamos el centro de atención ante la presencia de un producto original, autentico, sino sobre todo porque de una forma u otra en las reacciones de la gente misma no solo rompo con ese estigma del machismo en el que el hombre hace el trabajo fuerte sino que también y sobretodo así invito a un ciudadano mas a pensarse e intentar cambiar el método de crianza. Ja ja ja (risas al recordar), hasta el punto de muchos pedirnos probarle, permitirles cargar ahí a Cyril, sentirlo. E incluso nos felicitan, obviamente no por el Fular como tal sino porque reflejamos el que nuestro bebe no solo ha sido deseado sino que ante todo estamos dispuestos a acompañarle con atención, disposición, afecto y amor, todo lo que un bebé necesita para crecer sano y feliz.

Todos los padres que trabajamos mientras sus esposas comparten en la casa todo el día junto a sus pequeños recontra afianzando el amor con ellos no solo atreves de la lactancia materna, debemos aprovechar al máximo el cambio del pañal, el baño de la noche o del inicio de día o de la refrescadita en la tarde, la sacada de los gases, el darle el tete recolectado por mamá y el tiempito antes de una siesta o por que no la siesta misma para besarles y acariciarles, y así acercarnos mas afectivamente al nene pues estamos ausentes, circunstancia en la cual yo Ricardo Andrés Meneses Ospina de 24 años de edad, ante otros padres me siento mas que aventajado pues simplemente el Fular ha sido el aliciente perfecto en el aprovechamiento al máximo de mi tiempo libre y la consolidación de mi relación con mi hijo y mi esposa.

_______________________________________________________________________________________________________

Dimamusa (pidió que se publicara bajo este nombre)

Flora mi hija amada nació de un vientre en movimiento.

Su llegada a este mundo fue entre cantos respiraciones eclipses y besos.

Mi vientre extrañando tenerla dentro,

encontro en el fular, la union perfecta para sentirnos juntas de nuevo,

y nos seguimos moviendo al ritmo del tambor de nuestros corazones latiendo.

Entre danzas de mujeres con sus bebes portados fuimos todas comprendiendo

que el amor entre los brazos es el amor del bueno.

Al cargar a los bebes vamos todas entendiendo, recordando y comprendiendo

lo que nuestras abuelas hacían, si que estaban en lo cierto

que no hay dicha mas plena que sentir nuestro bebe latiendo

con un corazón tan fuerte lleno de gracia y contento

para sanar esta tierra que pide a gritos sustento!

______________________________________________________________________________________________________

Luisa Fernanda Zapata Rodríguez

Yo nací el 25 de julio de 2012 en la mágica ciudad de Bogotá y hoy les voy a contar un poquito de lo que siento cuando mamá o papá me cargan en lo que llamo “mi nidito”: la salida de la barriga fue linda, ya tenía muchas ganas de conocer las bocas y los ojos de tantas voces que me hablaron durante tanto tiempo. Sin embargo, el frío que sentí fuera de la barriga, y el cambio de posición de mi cuerpo, fueron sensaciones bien extrañas, pero mamá y papá decidieron aminorar los fuertes cambios consiguiendo mi nidito. En él me siento contento, es mi lugar preferido para dormir, una vez entro en él quedo profundo y descanso delicioso, allí dentro me siento calientito, todo es más oscuro, mi cuerpo está dobladito parecido a como estaba en la barriga, veo a papá y a mamá más cerca, los puedo oler, puedo escuchar y sentir sus corazones latiendo. En casa, cuando quiero estar cerca de mamá le pido que me cargue y ella me entra en el nidito, así podemos compartir los que mamá hace; cuando escribe en el computador, cuando va a la cocina, cuando limpia, cuando habla …

¡Ojalá pueda seguir compartiendo muchos más momentos dentro de mi nidito!

<p______________________________________________________________________________________________________

Angela Diaz Alarcon

Seguro cada papá busca lo mejor para sus hijos. De eso no hay duda.

Nosotros creemos que lo mejor que podemos hacer por el nuestro, es criarlo con apego. Desde mucho antes de que Facu existiera, cuando era apenas una idea, un proyecto, un plan precioso; la crianza con apego era nuestra opción.

Porque se resume en la palabra ‘natural’.

Es natural no querer despegarnos de él, es natural querer cargarlo, acompañarlo en su sueño, abrirle de verdad un espacio en nuestras vidas.

Hacerle ver lo importante que es, para el mundo, para nosotros. Permitirle ver la vida desde nuestra misma altura, siempre acompañado por el latido de nuestros corazones, como estuvo durante nueve meses. Mi corazón y sus oídos se acostumbraron a estar juntos; y no concibo romper esa relación hermosa que han entablado: Tuvieron nueve tibios meses para conocerse y hacerse amigos.

Es natural también alimentarlo, con la deliciosa y nutritiva leche que se ha producido especialmente para él: Si los dos lo disfrutamos, por qué no entregarnos juntos en ese momento precioso de la lactancia?

Tristemente, hemos convertido las cosas más importantes y naturales en tabú y censura: La desnudez, el amor.

Esas miradas clausurantes que se reciben cuando doy pecho a mi hijo, los comunes comentarios de ‘ya está muy grande’, o ‘así cargado está muy incómodo’, cuando obviamente va plácidamente dormido; se comparan a lo desconcertante que resulta la ‘normalización’ de la belleza artificial.

La crinza con respeto es más que una desición, es un modo de vida, una filosofía.

Es proporcionar gratos y cálidos recuerdos para nuestros hijos adultos, es asegurarle al mundo adultos seguros, buenos seres humanos.

Ahora mi Facundo es un bebé, un bebé que vive en mis brazos, vive en mi calor. Un día Facundo será un hombre. Un gran padre, un gran esposo. Será un hombre consciente de la importancia de la crianza con respeto; un hombre amoroso, un revolucionario del amor.

Cuando estaba dentro mío, percibiendo al mundo como un eco, oía mi voz que le cantaba: “… Quiero que cuides tus corrientes, no te contamines. Y seas mi héroe, o mi heroína, salves al mundo de la ruina…”

Llevo sólo un año cargando a Facu, y planeo hacerlo hasta que sus alas maduren lo suficiente para poder volar; hasta que él lo decida, hasta que la naturaleza lo disponga.

Cargarlo es regar sus raíces, para madurar sus alas.

Porque entre más fuertes las raíces, más frondoso y grande el árbol. Si éstas se cortan, no habrá más que un ornamental bonsai.

___________________________________________________________________________________________________

Sandra Milena Romero y Rafael Osorio

Aprovecho la oportunidad para compartir mi experiencia al utilizar y conocer de los beneficios de los portabebes abrazarte, pues al terminar mi último mes de embarazo se me agudizo mi problema de tendinitis en mis brazos y manos causados por un desgaste en mis vertebras cervicales aunque inicialmente era solamente el derecho aparecio también al lado izquierdo esto hace que tenga cierta preocupación en el momento de tener que cargar a mi bebé, bajo esta necesidad busque por internet algún cargador para bebés que me sirviera pero me encontraba que la mayoría se podían usar después de los 6 meses y mi solución tenía que ser inmediata; Hasta que encontré la página de abrazarte y al leer me di cuenta que esto podría solucionar mi inconveniente entonces me puse en contacto vía telefónica encontrando una respuesta no solamente que me ayudaría a cargar a Santiago sino que lo puedo transportar de manera segura, en buena postura no solamente para él sino para mí, que le ayudará a evitar en caso dado una displasia de cadera y con un valor agregado muy importante que es sentirlo cerca de mi, su corazoncito, su respiración, su calor……

Al nacer Santiago comprobé los beneficios del porteo pues él tiene problemas de reflujo y el pediatra nos recomendó mantenerlo el mayor tiempo posible en posición semi sentado o vertical cosa que el uso del fular me favoreció. Actualmente junto con mi esposo con quien literalmente nos “peleamos” el porteo de Santy pues hay que vivir la experiencia para sentirlo y adicionalmente por parte de él se ha ganado la admiración de muchas mamás y lo han convertido en papá ejemplar cada vez que damos un paseo o vamos a mercar etc. tenemos un comentario que nos enorgullece hoy en día de ser padres junto con mis demás familiares compartimos la idea y estamos difundiendo la crianza en brazos que nos ha resultado positiva y a la vez curiosa e incluso novedosa cuando si nos damos cuenta solo estamos retomando prácticas olvidadas como nos lo enseñan y argumentan en la página web.

Gracias a toda las familias abrazarte en especial a sus pioneros por dar a conocer los portabebés de una manera natural y única.

Con Cariño.

* Adjuntamos unas fotos de lo lindo que es cargar a nuestro bebito Santiago adicionalmente que estos portabebés tienen colores y diseños muy bonitos.

_____________________________________________________________________________________________________

Mónica Lopez

Escribiendo con una mano…

Cuando Juan Martín nació (hace 41 días) decidí que iba a ser una madre tiempo completo, es una decisión que algunos todavía no entienden y mas si has estado vinculado por largo tiempo a tu formación como profesional. En este momento estoy terminando mi trabajo de grado, tengo menos de una semana para entregarlo pero no quiero separarme de mi bebé.

Como soy una fiel creyente de la crianza con apego, me muero por tener un portabebés para llevar a mi hijo y poder terminar mi trabajo de grado con las manos libres pero con mi pecho acompañado.

_______________________________________________________________________________________________________

Melissa González

Hola, la experiencia desde la misma gestacion a sido increible el tener un embarazo tranquilo y consiente disfrutando d cada dia hizo q todo el proceso haya sido maravilloso y terminando con un parto a termino aunq no se pudo en casa fue hermoso y respetado. Eh hay q desde q mi MartinPescador llego a mis brazos lleva en ellos 12 meses q sensación mas linda el d poderlo sentir como el tiempo y el destino va haciendo d las suyas y cada dia crece un poco mas y pesa mas. Yo aparte de mis cosas personales los aretes largos las camisas poco escotadas y saque d función los zapatos altos y el cabello ahora va recojido para q mi hijo pueda jugar untar y darme besitos sin q nada se enrrede en sus manitas. A MartinPescador le encanta estar en los brazos bueno en su manduca cuando estaba mas peque usábamos una bandolera pero x su tamano necesitabamos algo mas cómodo para mama asi q el permanece en mis espaldas o en mi pecho; asi conversamos y me acompaña en las diversas tareas q tengamos en el dia y sobre todo es la sensacion de q estamos juntos asi q no cambiaria x nada toda esta hermosa experiencia q es el porteo y la lactacia ya q ellas van d la mano.

Un gran abrazo y q bonito q hagan parte d los q apoyamos esta practica.

Cordialmente.

______________________________________________________________________________________________________

Muchisimas gracias a todos los participantes, uds. hacen de Abrazarte lo que somos, testimonio, realidades desde cada punto de vista, sentires, pasiones, etc etc etc.

Nos encanta que disfruten de llevar a sus bebés “A un beso de distancia” como nosotros lo disfrutamos en su momento también viendo ventaja tras ventaja, placeres, mimos, besos, olores… y mucha cercanía y contacto.

Recuerden su 20% de dto, no es acumulable con ninguna otra promoción, si quieren llevar un combo que ya tiene el 7% de descuento, sumamos el valor total de los 2 portabebes sin descuento y le hacemos el 20% de descuento, no el 27%.

El descuento será valido hasta el 30 de diciembre del presenté año.

Gracias totales

María Camila Puerta

Abrazarte
A un beso de distancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 3 noviembre 2012 por en Portabebes.

Suscribete a nuestros boletines quincenales

Pincha aqui

Dudas en la Crianza? Busca en nuestra casilla de busqueda, sobre el tema que te inquieta con respecto a embarazo, parto y crianza respetuosa, si no lo tenemos, escribenos a portabebes.abrazarte@gmail.com o dejanos un comentario en cualquiera de nuestras entradas. Que disfrutes tu visita por nuestra web !!!

Puntos de Venta

COLOMBIA

Contacta directamente en Bogota con Mariana Puerta (Chapinero) al teléfono 3138841607

Ella te atiende con cita previa, te guía en el uso de tu portabebés y allí mismo puedes comprarlo.

Visita nuestra tienda online www.abrazarte.co y compra allí directamente.

Gracias

Puedes cancelar desde tu hogar por

Logotipo de Pago estándar
A %d blogueros les gusta esto: