Portabebes Abrazarte

A un beso de distancia

Mi coco y yo (por chynthia la mama de Rocco)


Recién levantada en la mañana, modorra y despeinada, con los ojos a medio abrir, camino hacia la cocina y encuentro una veintena de juguetes por doquier, un paso antes de llegar al refri, ¡ouch! Un intenso dolor en el pie, levanto el pie y un lego incrustado me detona un ‘‘Roccoooooooooo’’ de esos que tienen un tinte de dolor, otro de desesperación.

Cómo es que llegamos cada año a acumular tanta cosa, plastiquitos, plasticotes, juguetitos y juguetotes que creo que sólo fueron tocados por las manos de mi hijo un par de veces y veo que no hay mucha forma de parar esta locura del consumismo desmedido. Yo no soy muy asidua de comprarle juguetes, mi pasión es comprarle libros.

Entre los regalos de la familia, las piñatas, las visitas esporádicas a alguna feria, me doy cuenta de que aunque uno intente parar el consumismo, a veces éste se cuela y entonces mi escudo protector lo activo hablando con él de las pequeñas cosas de la vida.

Hace unas semanas tuvimos la fortuna de hacer un viaje a la playa, él llevaba justo lo necesario para subsistir: un par de libros, unos cuantos legos y ya está, suelo viajar sin aparatos electrónicos y menos a estos viajes, para que no tengamos opción y logremos conectar con la naturaleza y este viaje no fue la excepción. A veces sí es cansado, pero el ‘‘veo veo’’, adivinanzas, acertijos, son mi salvación, pero sí acabo frita.

Desde que llegamos al mar invariablemente resulta expansivo verlo jugar con las olas, juntar piedritas, conchas, y cualquier cantidad de cosas que se va topando en el camino. ‘‘Mira mamá cangrejos, oaoooo’’, y sus expresiones son de locura.

Mi experiencia favorita fue ponernos a partir almendras con piedras a la orilla del mar, costumbre que con nostalgia y cariño recuerdo de mi niñez. Él a su vez maravillado, como logrando pepitas de oro que podía comerse, y no había más.

El éxtasis del viaje fue cuando se me ocurrió hacerle notar que todas las palmeras tenían muchos cocos, ‘‘cocos mamá’’ y la ideota de la mamá, ándale paremos el auto y bajemos por uno; parados bajo un cocotero repleto me entró el nervio de que uno fuera a caernos, así que mi idea me empezó a estresar, él, feliz, escogiendo de los que ya estaban en el piso y ahí fue, otro gran amor, su coco. A donde íbamos quería llevarlo y se volvieron inseparables, durmió con él, y el día de regresar me lo dijo, ‘‘mamá, me quiero llevar a mi coco a Monterrey’’, ya me veía yo en el aeropuerto con hijo y coco pero al final le cumplimos su deseo, llegando al aeropuerto se hicieron los trámites necesarios para que el coco pudiera volar a Monterrey, y al pasar la banda de seguridad aunque ya nos habían autorizado, nos fue confiscado el coco porque adentro llevaba agua, increíble, la cara de Rocco se tornó triste y de ahí no paró de llorar por su coco, me pidió que le tomara una foto con él y aunque después de un rato ya él andaba en otra cosa, la pasión y el amor que dejó impregnado en ese momento me arrolló, ¿se puede amar tanto a un coco?

Llegando a Monterrey le conseguimos otro y él muy feliz lo recibió, ahora mismo el coco está en la entrada de la casa, y se encarga de darle la bienvenida todos los días, esto pasó a ser un momento memorable de su vida, creo que en algunos años esta anécdota será una llave para conectar con su esencia.

Hoy en la mañana cuando me desperté caminaba hacia el refrigerador modorra y despeinada, a paso firme, cuando de repente, ‘‘Roccooooo’’, ya no era un lego, ahora fue un caracol que estaba incrustado en mi pie.

Escucha mi programa todos los miércoles en punto de las 09:00 horas por Radio UDEM 90.5 de FM. (MÉXICO)

Sígueme en mis redes:
Facebook como La Mamá de Rocco, Cynthia Robleswelch.
Twitter como @lamamaderocco
Wordpress, Vine y Pinterest como LA MAMA DE ROCCO, CYNTHIA Robleswelch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 4 noviembre 2014 por en Portabebes.

Suscribete a nuestros boletines quincenales

Pincha aqui

Dudas en la Crianza? Busca en nuestra casilla de busqueda, sobre el tema que te inquieta con respecto a embarazo, parto y crianza respetuosa, si no lo tenemos, escribenos a portabebes.abrazarte@gmail.com o dejanos un comentario en cualquiera de nuestras entradas. Que disfrutes tu visita por nuestra web !!!

Puntos de Venta

COLOMBIA

Contacta directamente en Bogota con Mariana Puerta (Chapinero) al teléfono 3138841607

Ella te atiende con cita previa, te guía en el uso de tu portabebés y allí mismo puedes comprarlo.

Visita nuestra tienda online www.abrazarte.co y compra allí directamente.

Gracias

Puedes cancelar desde tu hogar por

Logotipo de Pago estándar
A %d blogueros les gusta esto: